Trotta reafirmó que «no habrá promoción automática» y que las clases terminarán en diciembre

El ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, sostuvo que «las clases tienen que terminar” en diciembre próximo “más allá de las instancias de evaluación”, a la vez que afirmó que “no se va a promocionar en forma automática el año”, signado por la pandemia y la suspensión de clases presenciales.

«Creemos, vamos a tener que consensuar, que tienen que terminar» en diciembre «más allá de las instancias de evaluación», dijo el ministro en declaraciones formuladas esta mañana a la radio FM Millenium.

El funcionario también afirmó que «no se va a promocionar el año» y que el sistema educativo tiene, al mismo tiempo, que «garantizar aprendizajes con módulos específicos».

«El impacto es tan profundo que nos va a llevar uno, dos, tres años según el momento de regreso físico a las aulas y cómo se dan esos regresos; porque no estamos pensando que regresen todos los chicos un día, sino que se han pensado para garantizar el distanciamiento físico el regreso en bloques», sostuvo Trotta en otra entrevista radial, con Continental.

Consultado sobre la promoción de los contenidos del actual ciclo lectivo, el titular de la cartera educativa precisó: «Cuando decimos que no habrá una promoción automática, nos referimos a que un chico termina tercero y no va a comenzar cuarto como era este año sino que el cuarto grado del año próximo va a ser excepcional porque, antes de avanzar en la currícula de ese año, vamos a tener que garantizar los aprendizajes pendientes de tercero».

«Es decir que vamos a promocionar los saberes que realmente hemos garantizado fuera del aula y dentro del aula», puntualizó el ministro en la entrevista que concedió esta mañana.

En referencia a los últimos años de cada ciclo, sobre todo del secundario, Trotta señaló que «vamos a desarrollar módulos específicos para garantizar los aprendizajes».

En este punto, indicó que «los que van a la universidad estamos articulando para que ese cierre de contenidos se haga previo al inicio de sus carreras».

Frente al inicio de clases presenciales para unos 10.500 alumnos de 14 distritos de las provincia de San Juan , el ministro señaló que «se elaboró un un protocolo que permite un ‘regreso seguro’ basado en el distanciamiento físico».

Los alumnos y alumnas que reanudan las clases corresponden al último año de los niveles y modalidades, y la asistencia es optativa: «La obligatoriedad es al derecho a la educación, no a la presencialidad en el marco de la pandemia», sostuvo.

Además de la alternancia de grupos para garantizar el distanciamiento, los alumnos y alumnas concurrieron hoy al aula con tapabocas, y allí recibieron un kit de higiene con alcohol en gel, toalla y otros elementos.

«Vamos a confirmar que se puede, si la realidad epidemiológica lo permite, proyectar un regreso. Por eso es tan importante lo que está sucediendo hoy (por ayer) en San Juan», concluyó Trotta.