Twitter aclaró cómo tratarán los tuits de los presidentes que infringen las normas de la plataforma

Twitter publicó ayer un comunicado donde clarificó cómo tratarán los tuits de líderes políticos que infrinjan las normas de uso de la plataforma. En el principio del texto se recuerda un anuncio hecho en junio en relación esta temática.

En aquel entonces se mencionó que si el tuit de un líder mundial violaba las reglas de Twitter pero existe “un claro valor de interés público para mantener el tuit en el servicio», se continuará mostrando el contenido, pero detrás de un aviso que proporcionará contexto sobre la violación en cuestión para que las personas que desean ver el contenido hagan clic en el ese aviso y pueda igualmente acceder al material.

A su vez, según se dijo en ese entonces, se tomarán medidas para que el tuit no sea elevado por los algoritmos, es decir que no tenga mayor presencia en el feed. El objetivo de esta medida es lograr “un equilibrio adecuado entre permitir la libertad de expresión, fomentar la responsabilidad y reducir el daño potencial causado por estos tuits”, tal como se mencionó en el comunicado. Esta medida sigue en pie, tal como se recordó en el blog oficial.

A su vez, ayer, por medio de un hilo en Twitter desde la cuenta @Twitter Safety se detalló o amplió las medidas adicionales (además de las ya mencionadas) que se tomarán en esos casos: los tuits que tengan ese aviso mencionado anteriormente, no se podrán compartir, retuitear, contestar. Tampoco se les podrá poner “me gusta”. Aunque, se aclara, el usuario podrá expresar su opinión con un “retuit y comentario”.

Desde la cuenta Twitter Safety se aclaró que no se podrá poner

Desde la cuenta Twitter Safety se aclaró que no se podrá poner «me gusta», compartir ni retuitear los contenidos de los líderes políticos que estén parcialmente visibles (tapados con un aviso) en el feed por infringir las normas de la plataforma. Aunque sí será posible retuitear el post con comentario.

Cabe remarcar que esta excepción se aplica para cuentas de “líderes políticos” que, según la red social, para ser considerado como tal debe cumplir con estos requisitos:

1. Ser o representar a funcionario del gobierno, postularse para un cargo público o ser considerado para un puesto en el gobierno (por ejemplo, en fase de confirmación, ser nombrado sucesor de un puesto designado).

2. Tener más de 100.000 seguidores

3. Estar verificado.

En el comunicado de ayer se detalló, de todos modos, que en algunos casos, aún cuando se trate de publicaciones hechas por líderes políticos, se tomarán “acciones de cumplimiento”, que puede implicar el ocultamiento y pedido de remoción del tuit por parte del usuario.

“Hoy, queremos aclarar que las cuentas de los líderes mundiales no están completamente por encima de nuestras políticas”, se mencionó en el comunicado y a continuación se detalló los casos que podrían derivar en estas acciones. Aquí, la transcripción del fragmento.

Los siguientes casos darán lugar a acciones de cumplimiento para cualquier cuenta en nuestro servicio (sin tener en cuenta el posible valor de interés público al permitir que el Tweet permanezca visible detrás de un aviso):

1. Promoción del terrorismo.

2. Amenazas de violencia claras y directas en contra de un individuo (el contexto es importante: como se señaló anteriormente, las interacciones directas con otras figuras públicas y/o comentarios sobre temas políticos y política exterior, probablemente no tengan como resultado su cumplimiento).

3. Publicar información privada, como una dirección particular o un número de teléfono personal no público;

4. Publicar o compartir fotos o videos íntimos de alguien, que fueron producidos o distribuidos sin su consentimiento;

5. Participar en comportamientos relacionados con la explotación sexual infantil; y

6. Fomentar o promover la autolesión.

Al pie se aclara que, salvo en estos casos puntualizados, se entenderá que los tuits de los líderes políticos son de interés público. Es decir que, en esos casos no se pedirá la remoción de los mismos ni serán ocultados sino que se aplicará lo que ya se mencionó anteriormente:

1. Un aviso sobre el tuit para que el usuario sepa que se trata de un contenido que infringe una norma pero que se deja en el feed por tratarse de algo que se considera de interés público.

2. Ese tuit tendrá, de todos modos, menor relevancia en el feed, ya que se evitará que el feed lo posicione de manera relevante en el sitio.

3. No se podrá retuitear, poner me gusta o contestar. En esos casos, el usuario sólo podrá expresar su opinión con un “retuit y comentario”.