Un 2 de abril especial pero el mismo sentimiento

El 2 de abril está marcado en la memoria y en la sensibilidad de los argentinos. El de 2020 estará atravesado, como casi toda nuestra realidad, por la pandemia de Covid-19, que trastoca nuestra habitualidad. Sin embargo, la cuarentena y la merma en nuestras actividades rutinarias podrían servirnos para reflexionar acerca de la trascendencia de esta fecha.
No está en discusión el justo reclamo de soberanía que Argentina mantiene sobre las islas desde 1833, pero lo resuelto por el Estado argentino en ese momento, comandado por un gobierno dictatorial que buscaba mantenerse en el poder a como diera lugar y que necesitaba algún gesto para ganar popularidad ante una sociedad que ya mostraba signos de hastío, fue a todas luces inconveniente.
El Derecho Internacional prohíbe el uso de la fuerza para dirimir las controversias, aun cuando se tenga razón. Por eso, varios Estados que apoyaban a la Argentina en su reivindicación de soberanía votaron a favor o se abstuvieron en la Resolución 502 del Consejo de Seguridad que ordenaba el retiro de tropas argentinas. Claro, si el uso de la fuerza fue una desgraciada maniobra política de nuestros gobernantes de entonces, también es cierto que el gobierno de Margaret Thatcher hizo todo lo posible para evitar una salida no bélica de la crisis.
Tampoco está en duda la valentía de quienes combatieron en condiciones muy desfavorables ante una de las grandes potencias mundiales. Pero muchos de esos combatientes no solo sufrieron el abandono a su suerte en el teatro de operaciones con elementos de combate vetustos, condenados a una derrota prácticamente segura, sino que también fueron olvidados a su regreso al país, sufriendo la marginación y la indiferencia de quienes los mandaron a la guerra y de una parte de la sociedad.
Malvinas ya no es la guerra de 1982. Este y los siguientes 2 de abril deben ser una fecha para recordar a los caídos, a los veteranos que están y a los que ya han partido. Pero el mejor homenaje a ellos será promover nuevas acciones para encauzar genuinamente el reclamo de lo que es nuestro a través de las vías pacíficas.

Compartir

¿Cree que le afecta a los niños el encierro por la cuarentena?

Artículo anteriorEstiman merma de 20% en la cosecha de uvas local
Artículo siguienteFrase