Un chico cabalga 30 kilómetros para buscar las tareas

Nazareno Peletay es un sanrafaelino de 9 años que cada 15 días debe recorrer 30 kilómetros en su caballo para buscar las tareas en la escuela Florentino Ameghino de Punta del Agua, en la cual cursa el 4º grado. Sobre lo que significa este esfuerzo, desde FM Vos (94.5) y Diario San Rafael hablamos con la docente Paola Illescas.
Como ha dado a conocer Diario San Rafael, hay muchos niños que por razones geográficas y por las circunstancias actuales no tienen acceso a cuestiones simples de la vida, como puede ser ir a la escuela o recibir las tareas a través de Whatsapp. Tal es el caso de Nazareno, este pequeño que lleva a cabo tanto esfuerzo para educarse.
Illesca explicó que él vive a 30 kilómetros de Punta del Agua y junto a su padre hace este camino a caballo para entregar las tareas realizadas y retirar las nuevas. Explicó que la vida en el campo como docente rural es muy diferente a la de la ciudad, hay muchas limitaciones, como por ejemplo, no tienen internet, en el pueblo solo hay señal de teléfono de una empresa. “La verdad es que es muy lindo admirarlo y dejar muy en claro el apoyo que tiene por parte de sus padres, porque muchas veces eso es algo que no se ve”, señaló.
Aclaró además que el caso de este niño no es el único, sino que con frecuencia es algo que puede apreciarse en las zonas rurales. Normalmente, Nazareno –junto a sus compañeros– es retirado del puesto que habita por un transporte escolar que lo lleva hasta el pueblo de Punta del Agua, donde se queda 15 días en el hogar Villa Angélica. El mismo transporte luego los busca y los lleva nuevamente a sus respectivos puestos.
“Dado que los padres no tienen un trabajo fijo, muchos para poder vivir dependen de vender un animal que les dé dinero para poder comer; trasladarse es muy difícil, si bien pueden tener un vehículo, es complicado acceder al combustible”, expresó.
Esta docente debe enviar por mail las tareas a la escuela, donde se imprimen y quedan aguardando ser buscadas por cada uno de los chicos. Cuando ellos concurren a buscar los deberes, son asistidos con bolsones de alimentos que sirven para apaciguar medianamente la problemática existente.
Cabe decir que más allá de hacer las tareas, los alumnos también ayudan a sus seres queridos en lo relativo al trabajo campestre.

Compartir

¿Cree que Alberto Fernández deshonró el convenio firmado en San Rafael por Néstor Kirchner en 2006 para construir Portezuelo del Viento?

Artículo anteriorHombre denuncia maltrato laboral en una carnicería de Malargüe
Artículo siguienteCon 103 años le ganó al coronavirus y lo celebró con una cerveza