Un grupo de padres denuncia a una maestra por maltratar a sus alumnos

Una de la madres dialogó con FM Vos (94.5) (Foto Ilustrativa)

Leticia Decarre, mamá de una alumna de la escuela 1-564 “Fausto Burgos”, ubicada en Las Paredes, hizo pública una denuncia contra una docente de 5º grado, a quien acusan de maltratar y agredir psicológicamente a los alumnos.
Decarre expresó a través de FM Vos (94.5) que desde principio de año, ella y otros padres reciben maltratos por parte de la maestra de 5º grado, que tiene a su cargo a sus hijos, quienes tienen dificultad de aprendizaje o capacidades diferentes. “La maestra los agrede psicológicamente, diciéndoles que no pueden; les grita que mantengan distancia; los deja alejados del grupo; no les da tarea y los chicos lloran. Mi nena tiene un retraso madurativo y necesita estar en contacto con la docente para que le explique puntualmente cada tema. En lo que va del año no ha hecho nada la nena porque solamente hace dibujos y la tiene alejada del grupo. Somos cuatro los padres que estamos en la misma situación y ya uno de ellos decidió cambiar a su hijo de escuela, y estamos luchando los otros tres que quedamos para que tomen medidas con respecto a esta docente, que no está capacitada para trabajar con niños así”, dijo, y agregó que además, la denunció policialmente por agresiones físicas y amenazas. “Estamos con miedo de que pase a mayores, que no sea solamente un maltrato psicológico sino que pase a maltrato físico, ya que una psicóloga nos dijo que cuando los niños lloran, por ahí hay algo más escondido y los docentes los amenazan para que no hablen. Ahora se reunió el inspector junto con una psicopedagoga, para ver qué resolvían y lo único que nos dieron de ‘consuelo’ o para dejarnos tranquilos, es que van a pasar a todo ese grado con la maestra de 3º (que es maestra-directora), para que les dé clases a los niños ella, que no solamente va a tener el cargo de directora, sino que va a tener que atender a 3º grado y ahora a 5º, pero va a seguir la maestra en la escuela y nosotros no vamos a dejar que nuestros hijos corran peligro, porque no sabemos en qué momento van a recibir alguna agresión en el recreo o donde fuere”, explicó, y añadió que “lo que tenía de bueno esta escuela es que los niños se conocían desde jardín”. Al tratarse de niños especiales “necesitan de mucho amor, mucha comprensión para aprender, y si no la tienen se vienen abajo, están tristes”.
Mala
infraestructura
Por otra parte, Decarre denunció además que la escuela se encuentra en muy malas condiciones edilicias. “Son 15 chicos en total en la escuela y toman el té en el patio, en la tierra, donde hay perros, caballos, los tienen ahí tomando el té a las 8 y media o 9 de la mañana, que está frío; los baños no están en condiciones higiénicas; no se respetan los protocolos contra el coronavirus; hay solamente un celador que limpia la mitad del establecimiento, porque en los baños más allá del coronavirus, los niños se pueden agarrar una hepatitis o cualquier otra enfermedad más grave quizás; tienen un tanque de agua que en cualquier momento se cae; no tienen seguridad”, aseguró, y añadió que “los tratan como animales”.