Un incendio afecta cientos de hectáreas en el límite entre San Rafael y General Alvear

El miércoles alrededor de las 15, habría comenzado el fuego que –se presume– fue intencional, estando el foco en el límite entre General Alvear y San Rafael. Adolfo Valverde, director de Defensa Civil del vecino departamento, brindó a través de FM Vos (94.5) y Diario San Rafael un panorama de la situación actual, teniendo en cuenta que las llamas ya consumieron cerca de 650 hectáreas.
En el lugar del lamentable hecho ha trabajado personal del Plan Provincial de Manejo del Fuego (PPMF), la Brigada de Incendios Forestales, bomberos voluntarios de Bowen y bomberos de Alvear. Defensa Civil Alvear realizó apoyo logístico con combustible y provisiones para las cuadrillas que se encontraban trabajando.
“Se inició un incendio de pastizales, generalmente en este caso son de ‘limpieza’. Esto, con el viento Sur que teníamos hizo que recorriera más de 12 kilómetros en 30 minutos; llegó hasta el establecimiento Pichinini y sobre la línea de Goico, que divide San Rafael con el departamento de General Alvear, con afectación de unas 650 hectáreas”, señaló, y agregó que si bien ayer, cerca de las 2 de la mañana se encontraba el incendio controlado, en horas de la mañana se reactivó. Ante esto y dado que se trata de días muy calurosos, desde temprano estuvo trabajando personal del PPMF, como así también fueron convocados bomberos voluntarios de Alvear.
Valverde se mostró esperanzado de que el viento lleve las llamas rumbo a lo que se quemó el miércoles, y no que sirva para propagar aún más el problema.
“Lamentablemente es un incendio intencional; en esta época los incendios son causados por la mano del hombre, porque no tenemos tormentas y se originó sobre la calle 7 y C; este incendio se originó en una finca bajo riego y se fue propagando hacia el Norte para entrar en la zona del secano, en zona de campos, que sería la calle A hacia el Norte, donde es todo campo. Hay pérdidas materiales bastante importantes: flora, fauna y bastantes kilómetros de alambrado”, lamentó.
Se espera que al cerrar en noviembre la temporada de incendios bajo riego, disminuya la cantidad de hechos de esta naturaleza.