Un informe dice que Corea del Norte prosigue con su programa nuclear

A pesar de que el presidente Donald Trump se ha expresado en sentido contrario, un nuevo reporte indica que el programa nuclear de Corea del Norte prosigue su curso. Según el reporte, publicado el lunes por el “Center for Strategic and International Studies”, Pyongyang cuenta con 16 bases ocultas de desarrollo de misiles balísticos, que han sido identificadas por satélites comerciales.

Las imágenes satelitales sugieren que Corea del Norte juega con la diplomacia estadounidense y al tiempo que ofrece desmantelar una de sus mayores bases de lanzamiento, continúa mejorando su programa nuclear. Así, Pyongyang refuerza su capacidad de lanzar misiles convencionales o con cabezas nucleares, que podrían, como ya han amenazado anteriormente, devastar los Estados Unidos.

Según el periódico The New York Times, altos oficiales de inteligencia de Washington han afirmado que la producción de material nuclear, de nuevas armas nucleares y de misiles que pueden ser ubicados en lanzadores móviles ocultos en bases secretas en las montañas, ha continuado a pesar de las conversaciones.

Todo esto ocurre mientras gracias a los encuentros diplomáticos entre Trump y Kim Jong Un, las sanciones económicas a Corea del Norte han colapsado, y el país asiático ha podido reanudar su comercio con China y Rusia. Las sanciones son el arma principal de los Estados Unidos para presionar a Corea del Norte a que ponga fin a su programa de misiles balísticos que puedan portar cabezas nucleares y alcanzar suelo estadounidense.

El informe contradice en gran parte las declaraciones del presidente Trump, confirmando que “Las sanciones prosiguen. Los misiles se han detenido. Y los rehenes están en casa”. Por lo visto en el informe, al parecer solo la última parte es cierta. Hasta ahora el gobierno de los Estados Unidos no ha comentado sobre el informe.