Un menor baleado y dos detenidos en presunto caso de ajuste de cuentas

La noche del domingo terminó con mucho movimiento en el barrio Constitución, donde se registró un presunto ajuste de cuentas por el que terminó herido de arma de fuego un chico de 16 años.
Habían transcurrido algunos minutos de las 10 de la noche cuando un llamado al 911 informó sobre un robo ocurrido en Edison y Tropero Sosa. Hasta el lugar se desplazaron agentes policiales, quienes en dicha esquina encontraron al menor en cuestión tirado sobre la carpeta asfáltica, acusando haber sido baleado.
Una ambulancia se desplazó hasta el escenario del hecho y trasladó al adolescente al hospital Schestakow, donde le diagnosticaron “herida de arma de fuego en muslo izquierdo y zona lumbar”, por lo que quedó internado en el tercer piso del nosocomio.
Paralelamente a lo anterior, mientras agentes de Policía Científica trabajaban en el lugar donde fue hallado herido el menor, los uniformados recibieron datos respecto al posible agresor, un joven de 25 años de apellido Tello, quien quedó detenido minutos después junto a una mujer de apellido Heredia. Ambos fueron derivados a la Comisaría 8ª.
En ese contexto, se realizaron allanamientos en calle Remedios de Escalada y otro en una vivienda de calle Edison, donde se secuestró un revólver calibre 22 con cuatro proyectiles en el tambor y uno de ellos percutado. Además se incautaron varias prendas de vestir y tres teléfonos celulares, elementos que podrían ser de mucha relevancia para la causa que se inició en la dependencia de la calle Ortiz de Rosas.
Si bien la denuncia inicial estuvo relacionada a un hecho de inseguridad, la principal hipótesis de los investigadores es que se trató de un ajuste de cuentas en relación a la enemistad que separa a los protagonistas de la violenta historia.
En principio Tello fue imputado por las lesiones agravadas por el uso de arma de fuego y habrá que esperar cuál es la situación procesal de Heredia, quien también estaría implicada en lo sucedido el domingo por la noche.
Vecinos del lugar donde se produjo el hecho hablaron con la redacción de este diario y aseguraron haber escuchado varios disparos, gritos y corridas.