Un país prohibió el coronavirus y no presenta casos

Si estás pensando en algún país «libre de coronavirus» para algún viaje, las opciones no son tan amplias, ya que, según los listados oficiales, sólo hay 12 países en el mundo que no registran casos.

 

Otros 10 son remotas islas con poca población, dispersas en el océano Pacífico​, como Palau, Islas Salomón, Vanuatu o Tuvalu.

 

Sin embargo hay otro país, situado en Asia Central, que no sólo no registra oficialmente casos del virus que encerró a todo el mundo en sus casas, sino que fue más lejos: prohibió el coronavirus.

 

Ashgabat, una capital moderna gracias al dinero que ingresa por los hidrocarburos, especialmente gas natural.

Así, quien mencione al famoso Covid-19 en la vía pública, o incluso se atreva a usar un barbijo, puede ser multado y hasta ¡ir a la cárcel!

 

El virus no se menciona en los documentos oficiales ni en los medios de comunicación.

 

¿Dónde sucede esto? En Turkmenistán, un país de casi 6 millones de habitantes cuyo gobierno afirma no tener infectados pese a compartir casi mil kilómetros de frontera con Irán, que registra 140.000 contagiados y más de 7.500 muertes. La capital turkmena, Ashgabat, está a solo 60 kilómetros de la frontera con Irán.

 

Pese a tener una frontera de mil kilómetros con Irán, donde hay muchos casos, Turkmenistán no cuenta ninguno

 

Según publica el viajero Manuel Dopazo en un blog en el sitio diario información, si un enfermo presenta síntomas compatibles con Covid-19se le diagnostica “enfermedad respiratoria” o “enfermedad vírica estacional”, y se le recetan remedios naturales con hierbas medicinales, entre ellas la “yuzarlik”, tan popular que distintos personajes aparecen por televisión aconsejando su consumo como infusión, y lo propio hace el presidente del país, Kurbanguly Berdymukhamedov.

 

Incluso la organización Reporteros sin Fronteras denunció ya a fines de marzo la manipulación informativa: “Esta negación de información no solo pone en peligro a los ciudadanos turcomanos más expuestos, sino que refuerza el autoritarismo impuesto por el presidente Gurbanguly Berdymukhamedov”.

 

 

 

Fuente: Clarín.