Un paradójico “Hot Sale” frío

El denominado “Hot Sale” es un evento de venta online organizado por la Cámara Argentina de Comercio Electrónico, por el que usuarios de Internet pueden encontrar opciones de compra con descuentos. La campaña se realiza en el marco del Día Mundial de Internet y esta semana cumplió su octava edición en nuestro país.
En 2019 la iniciativa contó con más de 500 empresas participantes en las categorías electrónica y tecnología, viajes, muebles y decoración, indumentaria y calzado, deportes y fitness, alimentos y bebidas, cosmética y belleza, bebés y niños, automotriz y varios.
A diferencia de las ediciones anteriores, donde los artículos electrónicos y los viajes al exterior eran las opciones más requeridas por los compradores, este año la gente aprovechó la movida para comprar bienes de primera necesidad.
Así, el producto más vendido fue el paquete de azúcar de un kilo a 22 pesos. Pero este no fue el único producto de primera necesidad que ocupó un lugar en el podio de los más pretendidos: los pañales estuvieron en el tercer lugar, seguidos por productos de almacén como el aceite. Si bien los celulares se ubicaron en el segundo puesto de las preferencias, la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE) reconoció que «se vende menos electro que alimentos».
En declaraciones a la prensa, su presidente, Gustavo Sambucetti, se mostró sorprendido porque la oferta de alimentos se duplicó entre el año pasado y este. «La crisis incide porque antes el ‘Hot Sale’ era un evento aspiracional, que se usaba principalmente para comprar bienes excepcionales. Ahora, se compran cosas más básicas, como indumentaria, comida, productos que uno compra de todos modos pero que, este año, está más atento a la oferta. No hay tanto resto como para darte un lujo», concluyó.
El “Hot Sale”, que literalmente podría traducirse como “venta caliente”, mostró –paradójicamente- la fría realidad que genera la actual crisis económica y la pérdida de poder adquisitivo de la mayoría de los argentinos.