Un personaje digital NFT se vendió por u$s11,7 millones

La imagen de un personaje digital pixelado, acuñada con el popular nuevo certificado de autenticidad «NFT», se vendió este jueves por u$s11,7 millones en la casa de subastas Sotheby’s, ubicada en el estado de Nueva York. Así, se convirtió en el segundo objeto digital más caro de la historia.

El CryptoPunk 7523 pertenece a una serie de criaturas diseñadas en 2017 por la entonces emergente compañía estadounidense Larva Labs, que tuvo un papel importante en el desarrollo de la tecnología «NFT». Cada una representa un rostro pixelado, que recuerda a los personajes de los videojuegos de la década de los 80.

A su vez, cada Cryptopunk está asociado con un certificado de autenticidad teóricamente inviolable, el NFT. Sus siglas significan non-fungible token o token no fungible, un término que certifica que se trata de un objeto único. Además, está basado en la denominada tecnología blockchain. Esa base de datos pública ha generado un boom de ventas de objetos digitales en los últimos meses porque otorga al comprador la tranquilidad de contar con una garantía de propiedad de la obra.

El 7523 es el único personaje, entre los 10.000 CryptoPunks creados por Larva Labs, que usa mascarilla quirúrgica. Ese particular accesorio lo convirtió en un artículo particularmente preciado. En ese sentido, entre los productos digitales más vendidos en toda la historia, está en segundo lugar. En el primer puesto se encuentra la obra de arte digital Everydays del artista Beeple, vendida en marzo de este año a u$s69,3 millones.

Sotheby’s reveló que el comprador fue el empresario Shalom McKenzie, quien es el mayor accionista de DraftKings (un operador de apuestas on-line) y cuya fortuna se estima en varios cientos de millones de dólares.

Los precios promedio de NFT y el número de ventas se disparó de enero a abril, luego hubo una desaceleración notable en el contexto en el cual muchos predecían una explosión de una burbuja especulativa. Pero la cantidad de transacciones en los últimos 30 días aumentó de u$s248 millones a principios de junio a u$s73 millones, según datos de NonFungible.com. Pero las categorías más establecidas han sufrido poco o nada en este congelamiento, en particular los CryptoPunks, tal como lo demuestra la venta de Sotheby’s.

Además del 7523, en los últimos días, otros ejemplares se han vendido cada uno por más de u$s100.000. En total, los CryptoPunks han generado u$s351 millones en transacciones desde su lanzamiento, de acuerdo con NonFungible.com.

Este jueves, en la misma subasta, también se vendió el primer NFT «Quantum» del artista neoyorquino Kevin McCoy. Fue adquirido por u$s1,47 millones. Y su creación fue en 2014 con la misma tecnología que los NFT, pero tres años antes de que se inventara el término.

 

Fuente: Ámbito