Un problema que sigue cayendo en bolsa rota

Desde la sanción de la ley 7.319 en 2004 (luego modificada por la 7.765), se intenta librar en la provincia la lucha contra las bolsas plásticas no biogradables, aunque con resultados que –según los especialistas– no son los ideales.
Si bien la mayoría de los municipios han ido sancionando sus propias ordenanzas al respecto y además, en algunos casos, varios de ellos han restringido totalmente la entrega de bolsas, estas últimas siguen siendo parte indeseable del paisaje mendocino.
Meses atrás, en este mismo espacio destacábamos un proyecto de ley presentado por los senadores provinciales Mariana Caroglio y Diego Costarelli que buscaba prohibir la entrega y venta de bolsas de plástico en súper e hipermercados de Mendoza. Meses después, las senadoras Gladys Ruiz y Laura Contreras, del mismo bloque que los anteriores, propusieron que se entreguen bolsas biodegradables en negocios y supermercados, pero que sean verdes y negras para que luego los ciudadanos las utilicen para depositar los residuos de forma diferenciada. Ambas iniciativas se encuentran aún en estudio.
La problemática no observa, en el campo, una solución práctica efectiva. Algunas deficiencias se notan claramente tanto en la letra normativa vigente como en el momento en que el Estado debería hacerla cumplir. En primer término, no todos los comercios son fiscalizados (los pequeños negocios siguen entregando indiscriminadamente bolsas no biodegradables) generando, obviamente, una situación de desigualdad. Asimismo, muchos súper e hipermercados no entregan bolsas no biodegradables, pero si el cliente quiere las que sí lo son, debe pagarlas.
La discusión sigue generando capítulos y, más allá de las intenciones, el fenómeno de las bolsas sigue vigente. De lo que la legislación actual y futura regule (y controle efectivamente) dependerá que sigamos agrediendo nuestro ecosistema con elementos contaminantes o finalmente tomemos conciencia de que el futuro ecológico necesita de actos ciudadanos y estatales para resultar mejor.