Una derrota para la política

Hace casi dos meses, en este mismo espacio y en el comienzo de la inédita experiencia que nos impuso la pandemia de Covid-19, nos preguntábamos cómo reaccionarían y actuarían las fuerzas políticas partidarias frente a la desafiante coyuntura.
Vislumbrábamos por entonces, y el tiempo nos lo confirmó, que quienes tienen a su cargo las decisiones estatales irían aprendiendo sobre la marcha a enfrentar un escenario para el que nadie estaba preparado, tomando algunas buenas decisiones y otras no tanto y, por su parte, la oposición adoptando la postura del acompañamiento frente a lo desconocido y preocupante o de la crítica, a veces lógica y otras veces egoísta, de cualquier medida que los oficialismos adoptaren.
Lo que en aquel momento observábamos como incipiente se ha profundizado con el correr de la cuarentena: la utilización política partidaria del aciago momento. Así hemos visto que, más allá de declaraciones “pour la galerie”, las grietas partidarias (e inclusive algunas internas en el seno de los mismos espacios políticos) siguen abiertas y profundizándose.
Explicaciones irracionales a medidas oficiales adoptadas que a todas luces resultaron erróneas o críticas despiadadas contra quienes deben comandar una crisis inédita. En varios puntos del país se han observado estas mezquinas actitudes. En el medio, y como siempre, los ciudadanos, los que tememos y los que estamos más expuestos a las decisiones y las actitudes de los dirigentes, oficialistas u opositores.
Hace casi dos meses afirmábamos que este parecía ser el momento en que las fuerzas partidarias nacionales hicieran su aporte, altruista, para lograr el objetivo de atravesar el complicado trance, sin mirarse el ombligo. El tiempo parece habernos dado la respuesta y ella, lamentablemente, es negativa. Los egoísmos y los intereses le han ganado, una vez más, el lugar de privilegio a la consecución del bien común. Y eso es una derrota para la política y un serio llamado de atención para sus protagonistas.

Compartir

¿Cree que Alberto Fernández deshonró el convenio firmado en San Rafael por Néstor Kirchner en 2006 para construir Portezuelo del Viento?

Artículo anteriorDesde la Oficina de Empleo municipal realizan capacitaciones virtuales
Artículo siguienteSe encuentran a salvo los cachorros que casi fueron enterrados vivos