Una facción disidente de las FARC declaró su apoyo a Maduro y amenazó a los candidatos del partido de Álvaro Uribe en Colombia

El ex presidente de Colombia, Álvaro Uribe, denunció una amenaza contra candidatos de su partido Centro Democrático en Viotá, Colombia.

A través de su cuenta en la red social Twitter, el ex mandatario expresó: «Amenaza contra candidatos del Centro Democrático en Viotá«. Junto al texto, publicó un panfleto firmado por las FARC-EP titulado: «Muerte a los uribistas paramilitares». En él también apoya al régimen de Maduro: «Abajo el estado opresor enemigo de la revolución bolivariana de Venezuela«.

Álvaro Uribe

Álvaro Uribe

«El proceso de paz del gobierno de Santos con la cúpula de las FARC en La Habana (Cuba), se ha convertido en una traición a la memoria de los héroes de Viotá Roja. Con un cinismo y con artimañas para engañar al pueblo durante este acuerdo engañoso se declaró a Viotá como el municipio del postconflicto porque identifican a nuestro pueblo como un bastión de la lucha guerrillera desde la fundación de las primeras autodefensas campesinas liberales que dieron origen a las FARC en Marquetalia», comienza el texto firmado por FARC-EP.

El panfleto firmado por las FARC

El panfleto firmado por las FARC

Y sigue: «Para la burguesía y la gran prensa nuestro municipio ‘se constituyó en un santuario de las guerrillas comunistas‘ porque a lo largo de la historia ha sido protagonista de la presencia guerrillera y posteriormente de la ofensiva paramilitar».

«Por eso las milicias guerrilleras que no caímos en la trampa del acuerdo tramposo del gobierno de Santos hemos decidido retomar nuestras acciones armadas y a partir de este momento declaramos objetivo militar a los candidatos uribistas que son el brazo legal de los paramilitares», amenazó.

«En Viotá surgieron las gloriosas autodefensas campesinas liberales en la época de la violencia que originaron a las FARC. Luego, el narcotraficante Gonzalo Rodríguez Gacha nos declaró la guerra y convirtió la zona en escenario de una cruenta guerra, que desembocó en la llegada de los paramilitares, hacia finales de los años ’90», continuó la guerrilla.

Por último, expresó: «Vivan las FARC. Viva la unidad guerrillera con el ELN. Muerte a los políticos aliados con el paramilitarismo. Abajo el estado opresor enemigo de la revolución bolivariana de Venezuela».