Una fiesta terminó en pelea y hasta con el secuestro de un arma

El domingo, cerca de las 6 de la mañana, llamados al 911 solicitaron la presencia policial en un salón de eventos situado en calle El Toledano al 2800, en Las Paredes, debido a una riña que había en el lugar, además de detonaciones de arma que habían escuchado algunos presentes.
Hasta el lugar se desplazó personal de Cuerpos Especiales, quienes se encontraron con varias personas y una situación tensa después de escaramuzas y forcejeos que surgieron entre los asistentes a la fiesta.
Si bien los agentes no encontraron ningún arma, fue el propio dueño del salón el que espontáneamente entregó una pistola de aire comprimido, la que habría utilizado para intimidar a las personas con quien mantenía el conflicto.
Por decisión del ayudante fiscal de la Comisaría 60ª, los uniformados secuestraron el arma y quedó a disposición de la Justicia.