Una jueza revocó la orden del gobierno de Cataluña de confinar a más de 140.000 personas por un rebrote de coronavirus

Una juez revocó una decisión del gobierno regional de Cataluña, en España, para confinar a más de 140.000 personas en la provincia de Lérida como respuesta al aumento de los casos de coronavirus en la localidad, alegando que sólo el gobierno central puede restringir la libertad de movimiento.

El Gobierno catalán, encabezado por el independentista Quim Torra, que siempre se opuso al estado de alarma que el Gobierno español decretó durante lo más duro de la pandemia, aprobó este domingo aplicar en la ciudad de Lérida y siete poblaciones de su comarca ampliar las medidas restrictivas a la movilidad que habían aprobado hace ocho días para intentar frenar la expansión de la COVID-19.

El Ejecutivo catalán prohibió toda salida y entrada de los municipios afectados salvo para actividades esenciales y pidió a los ciudadanos limitar la salida de sus casas salvo necesidades de fuerza mayor.

Sin embargo, horas después, ya en la madrugada de este lunes, una juez lo rechazó al considerar que una medida de ese tipo, que “parece una copia del estado del alarma” que el Gobierno español decretó el pasado marzo, es una competencia del Estado, por lo que debería pedir permiso al Ejecutivo central.

Hospital de campaña para atender a enfermos de coronavirus junto al Hospital Universitario Arnau de Vilanova de Lleida, capital de la comarca del Segrià, en Lleida, Catalunya (España), a 6 de julio de 2020. (David Zorrakino - Europa Press)
Hospital de campaña para atender a enfermos de coronavirus junto al Hospital Universitario Arnau de Vilanova de Lleida, capital de la comarca del Segrià, en Lleida, Catalunya (España), a 6 de julio de 2020. (David Zorrakino – Europa Press)

Y también advirtió de que es una medida “indiscriminada” y “desproporcionada” porque además la plantea de manera ilimitada en el tiempo.

El gobierno catalán tiene previsto apelar la decisión, indicó el vicepresidente regional, Pere Aragonés.

Según los últimos datos, en Lérida y su comarca hubo un aumento de 190 casos en las últimas 24 horas y 691 en la última semana.

El brote en la zona rural se ha relacionado con la actividad agrícola y los jornaleros estacionales, muchos de los cuales viven en condiciones precarias.

Trabajadores en un campo de Lérida (REUTERS/Nacho Doce)Trabajadores en un campo de Lérida (REUTERS/Nacho Doce)

Por otro lado, decenas de personas, entre ellos representantes de asociaciones de comerciantes, se concentraron la pasada noche en el centro de Lérida para protestar por el endurecimiento del confinamiento, aunque éstas no comportan el cierre de los comercios, pero sí los obliga a establecer un sistema de cita previa, para evitar aglomeraciones.

Cataluña es una de las regiones donde se están declarando los rebrotes más graves de coronavirus y al ya citado de Lleida, se suma ahora el que sufre l’Hospitalet de Llobregat, en el área metropolitana de Barcelona y la segunda ciudad más poblada de la región tras la capital, donde los casos han pasado de 30 a 107 en una semana.

Los 17 gobiernos autonómicos españoles están ahora a cargo de buena parte de la gestión de la pandemia, después de que el gobierno central pusiera fin a 3 meses de restricciones nacionales a mediados de junio. Al menos 28.000 personas han muerto por el virus en el país, según registros oficiales.