Una nueva cita con la democracia

Los argentinos volvemos a votar. Más allá de la polémica acerca de la conveniencia de la modalidad que hoy se ejercita (que es la que impone la normativa vigente), lo cierto es que los ciudadanos tendremos en esta jornada una nueva oportunidad para participar activamente de la vida democrática de nuestro país.
Si bien la elección de hoy se realiza con el objetivo de determinar quiénes serán los candidatos que en las generales de octubre pugnarán por conducir el país durante los próximos cuatro años, soslayar que el resultado de hoy brindará también un mensaje a la clase dirigente –oficialista y opositora– sería un error o un capricho interesado de quienes no resulten preferidos por la voluntad popular.qa
Se ha definido a la democracia como gobierno del pueblo. Es este su sentido original y etimológico, y ello significa que los gobernantes ocupan sus cargos por voluntad popular y gobiernan, en teoría, de acuerdo a esa voluntad.
Este sistema, al que todos hemos adherido tácitamente por vivir bajo el imperio de la Constitución, requiere que los gobernantes sean y se sientan mandatarios de un poder que no es propio sino delegado y que en el ejercicio del poder respeten y realicen las intenciones de quienes le confiaron su voto.
Para que un sistema así pueda funcionar, se requiere que la población no sea un simple conglomerado de voluntades individuales, sino una unidad orgánica, lo cual supone que aunque existan diferencias de opiniones, criterios y preferencias personales, todos estemos de acuerdo acerca de los valores sobre los que se basa nuestra convivencia, los objetivos fundamentales a conseguir y la forma de gobierno que rige la comunidad.
Que el acto democrático de hoy nos sirva para seguir sosteniendo el espíritu republicano y, a la vez, comenzar a construir mayores coincidencias de aspiraciones y de intereses comunitarios. Para ello, el mandato popular y la actuación dirigencial deberán coincidir. Ojalá hoy veamos el primer capítulo de esa historia fundacional de un futuro mejor.