Una víctima del accidente en Salinas del Diamante reclama investigación

El viernes pasado, un micro de una agencia de turismo local volcó a la altura de las Salinas del Diamante y de milagro no hubo víctimas fatales. Al colectivo en el que viajaban turistas se le reventaron dos neumáticos y eso provocó que quedara tendido al costado de la Ruta 144.
A pocos días de ese siniestro vial, dialogamos en FM Vos (94.5) con Fernanda Labroca, una pasajera oriunda de Buenos Aires. «El viaje fue complicado, salimos del centro de San Rafael hacia El Sosneado y cuando llegamos a la zona de ripio, se revienta una rueda. Como íbamos despacio, el chófer la cambió. En ese momento el colectivo no arrancaba y luego de recibir ayuda por parte de otro micro de la empresa de turismo, a la altura de las Salinas del Diamante reventó otra cubierta y ahí se produjo el vuelco», contó la turista damnificada.
Al parecer, el estado de los neumáticos del ómnibus no era óptimo para realizar viajes. Sobre este punto, la mujer señaló: «Por lo que dice la gente del micro, las ruedas estaban recapadas, yo no lo puedo asegurar y eso seguramente saldrá en las pericias. Si un colectivo revienta dos cubiertas en un mismo día y no arranca, no creo que esté en buenas condiciones mecánicas y no es normal».

Escasa respuesta
de la empresa
Después del accidente, los turistas no recibieron la respuesta esperada por parte de la empresa de turismo. «El sábado en la mañana tuvimos que acercarnos nosotros a la agencia de turismo, es más, perdimos un vuelo a Buenos Aires por diferentes trámites que tuvimos que hacer, entre ellos la visita a un médico legista. Un abogado y un contador se hicieron presentes y nos dijeron que no podían darnos solución hasta el lunes, además dijeron que no tenían protocolo para este tipo de accidentes. Cuando mencioné que soy productora de televisión y que me iba a comunicar con los medios, recién ahí empezaron a darle solución a familia por familia», relató Fernanda.

El estado de salud
«Tengo un traumatismo de tórax, ataques de pánico y una lesión en la pierna, mi marido tiene un esguince en el tobillo y en la mano. La ambulancia por suerte llegó rápido, a las dos horas del accidente. En el hospital nos trataron bien a pesar de que era un caos la situación, quiero que se investigue porque si hubo negligencia por parte de la empresa, que es de San Rafael, esto podría haber sido peor; ojalá no sucedan más hechos de este tipo y que no haya más heridos», explicó Labroca.