Uno por uno: estos son los gobernadores que se postulan a otro mandato

De 16 gobernadores habilitados para buscar un nuevo mandato, 14 ya avisaron que lo intentarán. El único que se bajó lo hizo porque está enfermo. Hay otros dos que están impedidos por la ley, pero igual quieren presentarse. Uno de los mandatarios continuistas cumplirá 24 años en el cargo e irá por su sexta «re». El termómetro electoral argentino es claro: en 2019 hay fiebre reeleccionista.

El tema resurgió con fuerza este fin de semana por uno de los casos extremos. El riojano peronista Sergio Casas, quien fue vicegobernador entre 2011 y 2015 y desde entonces es gobernador, está impedido por la constitución de su provincia a buscar otro mandato. Pero como quiere seguir, hizo votar una enmienda en la legislatura y este domingo se sumó una consulta popular para someterla a la voluntad del pueblo. Ganó el «sí», pero como sólo obtuvo el 25% del total de los electores del padrón provincial, el caso irá nuevamente a la Corte Suprema de la Nación con final abierto.
El mapa de las reelecciones
En el sur argentino, hay otro gobernador onda Casas. Es Alberto Weretilneck, del Frente Grande. Fue vice de Carlos Soria por unos días y desde el 1° de noviembre es mandatario de Río Negro. Reeligió en 2015 y ahora tampoco podría hacerlo. Pero avisó que para él sí, y en su caso ni siquiera mandó una enmienda al parlamento local. Se espera que una vez que se confirme su postulación, intervenga la Justicia.

Dentro de los 16 habilitados, la excepción es Carlos Verna. Peronista, con mandato entre 2003 y 2007, y nuevamente desde 2015, el dirigente confirmó públicamente en septiembre del año pasado que tenía cáncer de huesos y unos meses después eligió a su delfín para la sucesión: el diputado nacional Carlos Ziliotto. La catamarqueña Lucía Corpacci podría ir por un tercer mandato, pero duda: ¿va como diputada nacional y la reemplaza como candidato Raúl Jalil?
Entre los 14 que pueden ir por otro mandato y harán uso de la opción, hay de todo. Desde el peronista puntano Alberto Rodríguez Saá, que irá por su cuarto mandato (2003-2007, 2007-2011, 2015-2019) hasta los macristas puros María Eugenia Vidal (provincia de Buenos Aires) y Horacio Rodríguez Larreta, que irán por su primer bis; igual que el radical Gerardo Morales (Jujuy) u otros PJ como Sergio Uñac (San Juan) o Alicia Kirchner (Santa Cruz).
Otro peronista, el cordobés Juan Schiaretti, irá por su tercera vez (2007-2011, 2015-2019). El récord igual lo tiene su compañero Gildo Insfrán, de Formosa, donde aún sobrevive la reelección indefinida: a él le encanta, porque asumió en 1995 y no se fue más. Este año irá por su sexta «re».
Entre los que no pueden reelegir y aceptan las reglas también hay peronistas, como Juan Manuel Urtubey. El salteño, que ya avisó que buscará la presidencia, tuvo tres mandatos (de 2007 hasta ahora).
Los que están impedidos de reelegir tienen su historia. Por sendas intervenciones, Corrientes y Santiago del Estero eligieron gobernador en 2017 y volverán a hacerlo en 2021. En el primer caso, gobierna el debutante radical Gustavo Valdés. En el segundo, el experimentado Gerardo Zamora: va por su tercer período (2005-2009, 2009-2013, 2017-2021); en el medio, tras fracasar con un cambio en la Constitución local, le cedió el cargo a su esposa.
En Mendoza y Santa Fe directamente no hoy reelección. Un mandato y a la casa (o a otro cargo, al menos). Tanto el radical Alfredo Cornejo como el socialista Miguel Lifschitz coquetearon con alguna reforma constitucional, pero sin apoyo político ni de la sociedad, se resignaron a perder su silla. Ahora están viendo en que parte de la paleta de candidaturas nacionales o locales se cuelan. El santafesino habló de una postulación presidencial. Si la concreta, se enfrentará con un experimentado: Mauricio Macri también avisó que se quiere quedar.