Vacunas: líderes mundiales en favor de la solidaridad

Luego de que el gobierno del presidente estadounidense Joe Biden dijera esta semana que apoyaba la liberación de patentes para las vacunas contra el Covid-19, la Unión Europea (UE) cedió su postura y dijo que está «dispuesta a debatir cualquier propuesta que aborde la crisis de forma eficaz y pragmática», señaló la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

Hasta ahora, la Unión Europea y otros países como el Reino Unido -sedes de grandes compañías farmacéuticas- se habían resistido a la exención de la propiedad intelectual sobre las vacunas. Pero el apoyo de los Estados Unidos logró que Bruselas cambie de idea.

La propuesta de liberar las patentes fue presentada inicialmente por India y Sudáfrica, con la idea de que si se suspendía temporalmente algunos Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio (ADPIC), un mayor número de productores podría fabricar las vacunas.

Según datos de la OMS, de los 700 millones de vacunas administradas en el mundo, sólo el 0,2% se habían destinado a países de bajos ingresos. Uno de los ejemplos más claros es India, el segundo país más poblado del mundo, que bate récords en contagios y muertes diarias a nivel mundial.

En las últimas horas, el Papa Francisco –por su parte- pidió “un espíritu de justicia que nos movilice para asegurar el acceso universal a la vacuna y a la suspensión temporal de derechos de propiedad intelectual” y “un espíritu de comunión que nos permita generar un modelo económico diferente, más inclusivo, justo y sustentable”.

Hasta ahora, parecía poco probable que el Fondo de Acceso Global para Vacunas Covid-19, también conocido como sistema Covax, que impulsa la Organización Mundial de la Salud, lograra dar una respuesta efectiva a la fuerte demanda de dosis en los países que tienen menos recursos y, por lo tanto, una menor capacidad de compra. Sin embargo, las expresiones de estos líderes mundiales llevan a tener –en medio de tanta desesperanza- la ilusión de que un mundo un poco más justo y humano es posible.