Varias escuelas sufrieron daños por la tormenta

Personal de la DGE y Defensa Civil atiende la situación

La enorme tormenta de granizo que sorprendió en la tarde de este martes causó daños considerables en varias de las escuelas del departamento. Las fuertes ráfagas de viento ocasionaron la caída de árboles y voladuras de techos en los edificios escolares. Las localidades más afectadas fueron Monte Comán y Real del Padre.

Caídas de árboles sobre techos, roturas de vidrios, filtraciones de agua y caídas de árboles alrededor de las instituciones fueron algunos de los hechos que se reportaron a la Dirección General de Escuelas (DGE), según informó a Diario San Rafael el coordinador Zona Sur de Edificios Escolares, Raúl Navarro.

Las escuelas afectadas hasta el momento serían Santa Cruz y Martín Güemes, de La Llave; Paso de los Andes, de La Llave Sur; Dionisio Fernández, de Calle Larga; y el CCT 6 056, de Monte Comán. Sin embargo, Navarro adelantó que un equipo de la DGE está recorriendo toda la zona para asegurarse de que no sean más las instituciones afectadas.

“En principio ya teníamos los fondos destinados al mantenimiento de estas escuelas, se priorizarán las instituciones que tienen daños en los techos y daños que no permitan dar inicio a las actividades escolares, porque tenemos que resolver estos inconvenientes antes del inicio de clases”, detalló el funcionario.

La escuela Santa Cruz de La Llave fue una de las más afectadas. Al respecto, su directora, Verónica Faraldo, comentó que al menos cinco pinos fueron arrancados de raíz por los fuertes vientos, y calificó la situación como “bastante complicada” al ser árboles de bastante años. Uno de esos pinos cayó al costado de la escuela, donde funciona el comedor, y ha deformado las chapas.

“Realmente es complicada la situación, porque afuera de la escuela también cayeron árboles, hay muchas casas donde se han volado los techos, también les han caído árboles, pero por lo menos hemos tenido la respuesta favorable de la DGE y de Defensa Civil, que van a venir a solucionar los problemas”, comentó la docente.

Además agregó que “en la escuela afortunadamente no se rompieron los vidrios ni entró el agua gracias a que en 2013, cuando nos hicieron un techo nuevo, este se reforzó para evitar nuevos inconvenientes. Lo único que necesitamos es que saquen el árbol que cayó para que no se perjudique la pared”.

Faraldo agregó que la escuela Feliciano Chiclana, ubicada en ese distrito, fue otra de las afectadas por la tormenta. “Los árboles cayeron en la estructura de la escuela vieja, pero afortunadamente ya no había nadie”, detalló, y agregó que los diferentes organismos ya se encuentran trabajando para atender la emergencia.