Vecino y comerciante de Las Paredes fueron aislados en sus domicilios por un caso positivo en Santa Cruz

Un hombre domiciliado en calle Bertani y el dueño de una despensa que funciona en esa misma calle en la esquina con Ruta Nacional 143, quedaron aislados a partir de un caso de coronavirus en Santa Cruz, provincia en la que trabaja el primero de los mencionados.
El sanrafaelino, tras llegar de Santa Cruz, donde trabaja en una empresa de extracción de petróleo, supo que una mujer –a cargo del comedor de los trabajadores– dio positivo de Covid-19. Manifestó esa situación y a instancias de autoridades sanitarias, la Policía de Mendoza notificó al vecino de calle Bertani para que se aísle en su vivienda. Asimismo, al ser consultado sobre los contactos que tuvo desde su arribo de la Patagonia, señaló que había ido a comprar “al almacén de Bertani y la ruta”, donde lo atendió el dueño. En virtud de esa respuesta, los agentes policiales se desplazaron hasta el comercio, donde notificaron al dueño y emplazaron a cumplir con el aislamiento.
A partir de la preocupación que generó el tema, los responsables de la despensa –que no había sido clausurada– decidieron cerrar sus puertas hasta tanto se sepa cuál es el estado del vecino.
No trascendió, al menos hasta ayer, si al vecino le realizaron testeos de Covid-19, teniendo en cuenta el poder de contagio del virus y que hay sobrados antecedentes de casos asintomáticos.

Volvió a dar negativo
Ayer, luego de que un primer análisis por posible Covid-19 dio negativo, se conoció que una segunda muestra extraída del paciente internado en la Clínica Ciudad ratificó que el hombre no padece la enfermedad.
A partir de los resultados de los análisis de ambas muestras, el paciente salió del aislamiento, aunque seguirá con asistencia médica a partir de otras patologías que sufre.