«Venezuela vive un secuestro por parte de sus instituciones»

El presidente encargado de Venezuela por el parlamento de ese país, Juan Guaidó, agradeció el respaldo de Argentina y aseguró con la ayuda de los embajadores en distintos países están «preparándose para la transición» en el gobierno que sigue en manos de Nicolás Maduro.

Dijo que hoy «se inicia una nueva etapa en la relación entre Argentina y Venezuela basada en valores fundamentales»

En una conferencia de prensa que ofreció esta noche en la Cancillería, Guaidó destacó que en la reunión con el presidente Mauricio Macri hablaron «de la ayuda humanitaria y de la transición» democrática en el gobierno de su país.

En ese sentido, destacó la necesidad de mantener «la máxima presión» desde los países del Grupo de Lima para contrarrestar la vigencia de Nicolás Maduro en el poder.

«Venezuela vive hoy un secuestro por parte de sus instituciones con una dictadura», dijo Guaidó en alusión a la gestión de Maduro.

Ante una consulta de Télam, señaló que «el principal rol de nuestras embajadas es mantener las relaciones» diplomáticas y «solicitar la protección de los activos venezolanos en el exterior».

Esas, sostuvo, «son las labores principales en el corto plazo y prepararnos para la transición» para, entre otras cosas, «garantizar la cadena de suministros, medicamentos y gasolina».

«Hoy Venezuela, aunque no se crea, está importando gasolina», añadió.

Además, dijo estar «consciente del riesgo que amenaza la vuelta» suya a Caracas, donde advirtió que «ya hay 600 militares que se ponen del lado de la Constitución».

Guaidó confirmó que mañana visitará Ecuador e intentará visitar otras naciones de América Latina que expresaron su apoyo.

Asimismo, calificó de «una tragedia para Venezuela» la caída en la producción de la petrolera PDVSA.

Por otra parte, dijo que hubo «una labor de persecución y tortura macabra» a unos 160 militares venezolanos que rechazaban las medidas del gobierno de Nicolás Maduro.

Guaidó dijo que deben «restablecer la confianza con los militares» de su país porque aseguró que el 80 por ciento de las fuerzas armadas están dispuestos a ponerse a disposición de su presidencia.

El presidente del parlamento venezolano y encargado del Ejecutivo de ese país también deploró la presencia de «la inteligencia» y políticas «de Cuba» en las áreas estratégicas para las fuerzas de seguridad en la gestión de Maduro.