Verasay y Najul presentaron en el Congreso una propuesta para suspender las PASO

Las PASO nacionales son para Macri una elección «inútil» -una posición que ha expresado públicamente- en este caso con un gasto calculado en unos $4.300 millones, más del 40% del presupuesto total ($10.200 millones) de las dos instancias y el eventual balotaje.

El Ejecutivo ya había buscado eliminar las primarias en el debate de la reforma electoral, que no prosperó por el rechazo del peronismo a la boleta única electrónica, aunque ese punto tampoco tenía consenso.

«Creo necesario revisar la utilidad de las PASO en estas elecciones. Es sensato suspenderlas en los cargos y provincias que no hay competencia interna. El Congreso debería trabajar en eso, para cuidar el dinero público que debe ser prioridad de una buena administración del Estado», fogoneó con un tuit Alfredo Cornejo, titular de la UCR y candidato a diputado por Mendoza, que motorizó un proyecto de ley que presentaron las mendocinas Pamela Verasay en el Senado y en espejo Claudia Najul en Diputados.Legisladores de Cambia Mendoza presentaron en el Congreso el proyecto de ley para pedir la suspensión de las PASO, por orden del gobernador Alfredo Cornejo. 

El texto propone proclamar automáticamente las fórmulas para presidente y vice -en ningún espacio habrá competencia- y suspender las primarias en los distritos en los que todas las agrupaciones presentaron lista única. Gabriela Burgos, Facundo Suárez Lastra y José Luis Riccardo, también radicales, avanzaron con una iniciativa en el mismo sentido en la Cámara baja.

«La idea es darle tratamiento rápido e impulsar un acuerdo político. El oficialismo no tiene mayoría», dijo Verasay a Clarín, y adelantó que el objetivo será ir a una sesión -a mediados de julio- aun con el rechazo del peronismo.

El tema formó parte de la reunión de Gabinete, sin referencias explícitas a la suspensión. Rogelio Frigerio -ministro del Interior- trazó un panorama de los distritos con internas y el gasto que insumirán las primarias.

«Es un gastadero de plata para nada. Lo lógico sería que se vote en los lugares y categorías donde hay internas y no en el resto. Hay que discutirlo», dijo un ministro a este diario.

Acaso una paradoja, no encontró ventajas electorales para el Gobierno en una eventual suspensión: de mantenerse la elección de agosto profundizaría la polarización de cara a octubre y Juntos por el Cambio crecería en base a otras opciones no kirchneristas, como sucedió en 2015 y 2017.

«Sin primarias es a todo nada en la general, a lo que sale, sale y puede ser peligroso, sobre todo en provincia de Buenos Aires que no hay balotaje», evaluó uno de los estrategas de campaña.

En la misma línea que los radicales, Graciela Ocaña acompañó una iniciativa para juntar firmas para que no haya PASO este año. «Nos hacemos eco de más de 100.000 firmas, compartimos la preocupación y sería importante dar esa discusión en el Congreso», se sumó la diputada macrista, que también presentará un proyecto de ley o de resolución para empujar el debate.

Aun así en la Casa Rosada este lunes dominaba la percepción de que el debate se diluirá con el paso de los días. «Es difícil que puedan frenarse a esta altura. El proceso electoral ya está en marcha, en muchas provincias va a haber competencia, el Congreso casi no funciona y no vemos que la Justicia lo admita», coincidían los funcionarios.

Los primeros tanteos de las espadas legislativas con referentes del peronismo confirmaron ese escenario adverso, con la reacción de los opositores acusando al oficialismo de especular a un mes y medio de las primarias. Algunos consideraban que lo más conveniente para el Gobierno sería que no prospere, después de las idas y venidas con la prohibición de las colectoras y las maniobras en el cierre de listas como la incorporación de Alberto Asseff para complicar a José Luis Espert.

El proyecto a continuación

Artículo 1º: Suspéndase la aplicación del Título II de la Ley Nº 26.571 para la selección por parte de las agrupaciones políticas de los candidatos a Presidente y Vicepresidente para las elecciones generales del año 2019, quedando sola y automáticamente proclamados candidatos para las mismas a los precandidatos de todas las listas que hayan sido oficializadas en el proceso iniciado.

Artículo 2º: Lo establecido en el Artículo 1º, se extenderá para la selección de candidatos a legisladores nacionales en aquellos distritos en los que todas las agrupaciones políticas no hayan presentado más de una lista, para la misma categoría de cargo.

Artículo 3º: Lo dispuesto en el Artículo 2º no será de aplicación en aquellos distritos en los que para la selección de candidatos a legisladores nacionales, por lo menos una agrupación política, haya presentado más de una lista de Precandidatos para la misma categoría de cargos.

Artículo 4º: La presente regirá a partir de su publicación.

Artículo 5º: Comuníquese al Poder Ejecutivo.

FUNDAMENTOS

Señora Presidente:

La ley de PASO constituye la primera reforma electoral de importancia, al menos en los últimos tiempos. Fueron creadas para que en teoría los espacios políticos diriman sus candidaturas de cara a las elecciones generales. Además, funcionan como «filtro», ya que de todas las fuerzas que se presenten, solo llegarán a la general aquellas que superen el 1,5% de los votos. Este umbral debería tender a incentivar la formación de alianzas entre partidos como medio de acceso a la elección general reduciendo el número de partidos y simplificando la oferta electoral de un modo más directo.

Según sus impulsores, los objetivos perseguidos al introducir las elecciones primarias fueron dos: alentar la democratización interna de los partidos políticos, y contribuir a la reestructuración del sistema partidario y de la oferta electoral.

De esta manera, todos los partidos quedan obligados a someter sus candidaturas a consideración de todos los electores (esto incluye a los independientes y también a los afiliados a otras agrupaciones), por lo que se retiró la definición de las candidaturas de la esfera interna de los partidos y la transformó en una primera instancia del proceso electoral nacional.

Hasta el momento, las PASO operaron como una instancia de competencia entre las agrupaciones en lugar de funcionar como un proceso de selección de candidatos. Donde muchas veces devinieron en una suerte de «elección anticipada».

Además, en términos prácticos, las reglas impuestas por las PASO no han constituido impedimento de «ir por afuera», creando un nuevo partido o usando un sello preexistente sigue siendo una opción accesible y una forma más segura de llegar a las elecciones generales.

En síntesis, las PASO son un avance, pero no estaría resolviendo los problemas que intenta abordar: disminuir la fragmentación partidaria, estimular la participación ciudadana y llevar adelante procesos de selección de candidatos más transparentes, debido a que, en la mayoría de los casos, las candidaturas ya vienen selladas por acuerdos previos entre unos pocos dirigentes partidarios.

En el caso puntual de las elecciones PASO 2019, no hay «candidatos» a elegir. Cada Frente o Agrupación política presenta una sola fórmula a Presidente y Vicepresidente. Lo mismo se replica en otros distritos del país para los cargos de legisladores nacionales. Estas Primarias venideras, por consecuencia, no aporta a lograr los objetivos que tiene la legislación vigente. Consideramos inadmisible que el Estado nacional tenga que gastar más de cuatro mil (4.000) millones de pesos para realizar solamente una «Gran Encuesta», movilizando a toda la ciudadanía para que participe de algo que en estas circunstancias, no tiene sentido.

Cabe destacar, que según el sitio web Presupuesto Abierto, el desglose de este dinero viene dado aproximadamente en un 70% en logística de elecciones (manuales, folletos, boletas, padrones, Correo, autoridades de mesa, entre otros). Para sobres, urnas y útiles, el 5% del total. En Seguridad, viáticos y aportes de campaña, las erogaciones ascienden al 25%.

Con estos motivos, y entendiendo que en este proceso electoral no se define nada, es que proponemos suspender las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias para el periodo electoral 2019, salvo en aquellos distritos en los que por lo menos una agrupación política haya presentado más de una lista de precandidatos para la misma categoría de cargos. Además nos debemos comprometer a generar una reforma integral de la legislación que garantice que los objetivos de las PASO se cumplan a futuro.

Por todo lo expuesto, solicito a mis pares que acompañen el presente Proyecto de Ley.

Pamela F. Verasay