Verdad y consecuencia

La Corte Suprema de los Estados Unidos destruyó la estrategia de Axel Kicillof de volver a los mercados internacionales y conseguir dólares frescos que le permitan a Cristina Kirchner sortear con mayor holgura lo que resta de su mandato.

Pero los jueces norteamericanos también le dieron un duro cachetazo a los gobernadores que esperaban una rebaja de las tasas para salir a endeudarse, y al CEO de YPF, Miguel Galuccio, que verá muy complicado sus planes de lograr financiamiento internacional.

El gobernador Francisco Pérez preveía emitir en los próximos días un bono de 200 millones de dólares, que ahora será más caro de lo previsto o, lisa y llanamente, deberá posponerse hasta que mejoren las condiciones externas, ya que la ayuda interna que solía procurar el Banco Nación brilla por su ausencia.