Víctor Benítez: “Quiero seguir quedando en la historia del club”

El volante se quedó en Quiroga para seguir triunfando

Con sus 37 años de edad, Víctor “Pipi” Benítez sigue demostrando que está en vigencia y ha sido fundamental para el Sport Club Quiroga en el Torneo Regional. El volante llegó el año pasado al “Pañuelito Azul” y se ganó el corazón de todos los simpatizantes debido a su buen rendimiento en toda la temporada.

Iniciado en Cuadro Nacional donde debutó con tan solo 14 años en Primera, luego jugó en Real del Padre, pasó por Villa Atuel, arribó al Deportivo Maipú donde estuvo más de 10 años, vistió los colores de Desamparados de San Juan y antes de llegar a Quiroga jugó en Rincón de los Sauces.

Quién ganó el campeonato local y la “Copa Diario San Rafael”, habló del presente del equipo: “Gracias a Dios ya estamos clasificamos a la Segunda Ronda del torneo, esto es debido al gran trabajo que llevamos desde el año pasado. Mantuvimos la base de jugadores y nos reforzamos con futbolistas de gran categoría”.

“Si bien quedan dos partidos, sabemos que tenemos un buen plantel y los chicos que hoy están en el banco están en el mismo nivel que los que venimos jugando, siendo un aspecto fundamental. El que entra lo hace en el mismo nivel del que sale, no hay diferencia”.

“Mi arribo al club se produjo a comienzos del año pasado, el entrenador Alfredo Tizza me había ido a ver cuando jugaba en Rincón de los Sauces, regresé a San Rafael y estuve entrenando en el Atlético Pilares porque me llamó Hugo González, sin embargo no fueron concretos conmigo. Posteriormente Gonzalo Rodríguez quien es mi actual compañero me invitó a jugar a Quiroga, luego se comunicaron conmigo e inmediatamente comencé a entrenar para quedarme en Quiroga”.

Del cariño que le brinda la gente, destacó: “La gente está muy agradecida y yo igual, me han tratado de la mejor manera y realmente es impresionante todo el apoyo que nos han brindado en todo este tiempo”.

Con sus 37 años es uno de los referentes del club

Sobre su salida de la institución que finalmente no se dio, explicó: “Me iba a ir a jugar y trabajar en la provincia de Neuquén, pero por ahí la plata no hace la felicidad. Hace unos días atrás a mi hermana Lorena le dio un ACV y esta situación sumado a que tengo a toda mi familia, mi hija y novia Paola quien me acompaña en todo, se hace muy difícil, lo pensé y finalmente me quedé”.

“Uno piensa en todo lo que a uno lo redea, los amigos, la familia y creo que lo mejor es continuar acá, no quería que me pase lo mismo que atravesé cuando me fui desde joven y no pude disfrutar ciertas cosas con mis papás. También reflexioné en poder continuar en Quiroga, pensar en mis compañeros y que hay un grupo bárbaro, quiero seguir quedando en la historia del club”, expresó Benítez.

Finalizando el diálogo hizo referencia a su edad y cómo se siente en lo personal: “Estoy bien físicamente, obviamente uno después de los partidos siente cansancio en el cuerpo pero con 37 años puedo entrenar bien durante la semana y en la cancha sigo rindiendo como quiero”.