Vuelve a ser “extremo” el riesgo de incendios forestales

A causa de la sequía, los vientos y las altas temperaturas en varios puntos, San Rafael volvió a ubicarse en una situación extrema en torno a los incendios forestales.
Si bien en las últimas semanas se había abandonado el alerta “roja” y llegó a ubicarse en “verde” (bajo), el índice volvió a lo más alto y se pide a la comunidad extremar los cuidados y evitar hacer fuego, ya que hay grandes riesgos de que se propague.
El Índice de Riesgo de Incendios Forestales marca el estado de peligro de ignición de la vegetación y es el resultado de la combinación de varios factores, como temperatura y nubosidad, la humedad relativa en el ambiente, la velocidad de los vientos circundantes y la concentración de combustible vegetal, entre otros.
Por estos días San Rafael se encuentra en un rango “extremo” por la baja humedad, la alta temperatura y la presencia del viento. La situación de “rojo” también se repite en Malargüe, San Martín y General Alvear. En el Gran Mendoza es naranja “muy alto”, mientras que en la zona de Ñacuñán no se registran datos.
Cada vez que se inicia un incendio forestal, se pone en juego la biodiversidad y el patrimonio ambiental de nuestra provincia. Una de las razones por las que estos siniestros se generan es el uso ilegal de fuego para limpieza de acequias, canales y lotes. El uso de fuego como herramienta de limpieza está prohibido por la ley provincial 6.099.