SECCIONES
  • Cuando la patria está en peligro todo está permitido, excepto no defenderla.| José de San Martín

miércoles 25, de mayo , 2022

Accidentes y siniestros no son lo mismo

En las últimas semanas, al menos dos siniestros viales en nuestra zona han mostrado a alguno de sus protagonistas escapando del lugar del hecho y dejando a otras personas lesionadas o muertas.
Los estudiosos de la problemática vial se afanan en diferenciar los “accidentes” de los “siniestros”. Técnicamente, los accidentes son sucesos eventuales involuntarios de los que resulta en algún daño, ya sea a la integridad física de las personas o en bienes materiales. Por tanto, el término vendría a describir un hecho imposible de controlar. En tanto, el “siniestro” vial es aquel suceso que ocurre cuando los protagonistas pudieron controlar ciertos parámetros o acciones que son las que, a posteriori, provocan o agravan el hecho dañoso.
La accidentología o siniestralidad vial es una preocupación creciente en todo el mundo, y San Rafael no es la excepción. Lamentablemente, desde hace tiempo nos venimos acostumbrando al “choque nuestro de cada día” que –como una peligrosa tendencia- pareciera naturalizar una situación que en la mayoría de los casos supone desgracias para sus protagonistas.
En la búsqueda de explicaciones de los hechos referidos, uno podría bucear por cuestiones como qué velocidad llevaban los vehículos, por dónde se conducían las víctimas, si había correcta iluminación en el lugar o si las calles estaban en buenas condiciones de transitabilidad. Sin embargo, lo más lamentable de estas dramáticas situaciones son las actitudes posteriores de los conductores que, tras atropellar a alguien, se dieron a la fuga y dejaron a las víctimas libradas a su suerte.
Jurídicamente, las responsabilidades de los conductores que asumen la responsabilidad, quedándose en el lugar o asistiendo a una eventual víctima es distinta a las de quien, indolentemente, se va del escenario. Sin embargo, y más allá del Derecho Penal, debe preocuparnos y ocuparnos el hecho de que mucho de lo malo que nos ocurre cada día en nuestras calles está íntimamente relacionado con nuestras conductas, algo sobre lo que sí podemos decidir.

Download PDF

Click para descargar o imprimir la nota

La información justa siempre con vos!

MÁS LEÍDAS

MÁS LEÍDAS

Noticias Relacionadas

¡Bienvenido de nuevo!

Inicie sesión en su cuenta a continuación

Recupera tu contraseña

Ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico para restablecer su contraseña.

Agregar nueva lista de reproducción