SECCIONES
  • Nada es particularmente difícil si lo divides en pequeños trabajos. | Henry Ford

martes 28, de junio , 2022

Desde la UCIM cuestionan
la creación de la empresa
nacional de alimentos

El Estado nacional está elaborando un proyecto para crear una empresa productora de alimentos, integrada por capitales estatales y privados. Esta intención está siendo fuertemente cuestionada desde diferentes sectores, que entienden que este no es el camino correcto o al menos una herramienta adecuada para contener la inflación.
Walter Carvalho, gerente de la Unión Comercial e Industrial de Mendoza (UCIM), dialogó al respecto con FM Vos (94.5) y Diario San Rafael. “Hace unos días publicamos un documento en donde expresamos nuestro punto de vista sobre la creación de una empresa estatal. En principio no creemos que tenga posibilidades de éxito. Para hacer funcionar eficientemente una empresa están los empresarios; justamente la dinámica empresarial es contraria a la burocracia del Estado. Un claro ejemplo lo podemos ver en la empresa Aerolíneas Argentinas, que es deficitaria. Esto es concreto y se puede testear. Un estudio al que es fácil acceder nos dice que Aerolíneas Argentinas tiene un déficit diario de 2 millones de dólares. Es una empresa con permanente riesgo de quiebra, pero está el Estado asistiéndola para que no caiga. Un avance similar sobre el sector privado, que no tuvo éxito, y que además tuvo una reacción contraria en la opinión pública, es lo que se quiso hacer con la empresa Vicentin y que finalmente no prosperó. Entendemos que esto tiene una intención similar, que podrá tener muy buenas intenciones en cuanto a los objetivos generales que se persigan, pero creemos que no es el camino”.
La empresa a la que se refiere Carvalho está impulsada por el director nacional de Políticas Integradoras del Ministerio de Desarrollo Social, Rafael Klejzer. El objetivo de la creación de esta empresa sería asociarse con productores de alimentos a los efectos de regular los precios finales a los consumidores, controlando los costos de producción y comercialización. Esto se fundamenta en que el precio de los alimentos en la Argentina está determinado por solamente diez empresas, que manejan el mercado y, por ende, los precios. Al respecto, Carvalho expresó que “no compartimos la idea; se está despreciando el concepto de economías regionales. La estructura que se requiere para armar producciones de alimentos en escalas de gran magnitud indudablemente requiere de capital privado muy importante. Aun así, esto dista mucho de que sea real que en Argentina tengamos diez empresas referentes. El Estado, en lugar de hacer las veces de empresario, debería utilizar otros mecanismos para que el pequeño y mediano productor posean las condiciones e incentivos básicos para poder competir. Su función es allanar el camino para que el productor pueda desarrollar libremente sus actividades. Teóricamente, debería vivir de los recursos que genera el sector privado. Si los privados producen menos, el Estado tiene menos ingresos. A nuestro entender, el Estado no debería intervenir. Frenar el aumento de los precios, que es en definitiva lo que queremos todos, tiene un costo político importante, porque una de las principales causas de la inflación es la emisión, que financia un déficit fiscal creciente. Hay una cuestión muy clara, que es que cuando el Estado inyecta dinero en la capacidad de compra de la gente, aumenta la demanda, pero como el sector privado no puede responder, porque no crece, eso impacta en los precios porque hay más demanda que oferta. Esto es un análisis muy simple y fácil de entender”.

Download PDF

Click para descargar o imprimir la nota

La información justa siempre con vos!

MÁS LEÍDAS

MÁS LEÍDAS

Noticias Relacionadas

¡Bienvenido de nuevo!

Inicie sesión en su cuenta a continuación

Recupera tu contraseña

Ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico para restablecer su contraseña.

Agregar nueva lista de reproducción