SECCIONES
  • Todo lo que vemos o parecemos es solamente un sueño dentro de un sueño.| Edgar Allan Poe

martes 30, de noviembre , 2021

Juicio a Gil Pereg: “A él nunca le interesaron los gatos”

El caso, paradigmático, del enjuiciamiento y posterior condena de Gilad Pereg, bautizado públicamente como “hombre gato”, ha sido sin dudas especial. Finalmente condenado por el asesinato de su madre y una tía, el criminal causó impresiones diferentes en la población. Alguien que fue testigo ocular en tres oportunidades del juicio, el artista y dibujante Damián Pérez Santos, dialogó con FM Vos (94.5) y Diario San Rafael. Narró su experiencia diciendo que “de los ocho días en que lo enjuiciaron, estuve en tres: el primer día, luego promediando el juicio y en la fecha de los alegatos finales. Mi tarea fue retratar momentos vividos en esas oportunidades. Cuando terminó el juicio me quedaron tres impresiones diferentes del acusado, correspondientes a cada vez que fui. El primer día, y ante la expectativa de todos los que estábamos en la sala ansiosos por oír sus declaraciones, comenzó a maullar. Me quedó la impresión de que hacía todo lo posible para obstaculizar el juicio. En la segunda jornada, me encontré con una persona que no quiso estar presente y prefirió presenciar el juicio en forma remota; en el último día aceptó declarar, pero estaba completamente ido. Declaró, pero era imposible entender lo que decía; no se si habría tomado algún medicamento, pero fue muy raro. De acuerdo con lo que vi, me pareció una persona que no era completamente imputable”.
También comentó que “este trabajo lo vengo realizando desde febrero de este año; me convocó la fiscalía, porque buscaban tener dentro de un juicio esta técnica que aporta transparencia a la decisión de los jurados. La utilidad que tiene es mostrar a la prensa, desde un punto de vista artístico, lo que sucede en el juicio. Es un punto de vista más. Una vez que termina el juicio, digitalizo los dibujos y los envío a la prensa. Con referencia a Gilad Pereg, el primer día que lo vi maullar no me pareció tan raro. Daba la imagen de un hombre común y corriente, pero que maullaba. También impresionaba el saber que había matado a su madre y su tía. Él vino de Israel y manejaba mucho dinero, mucho, que le enviaba su madre para concretar inversiones. Cuando comenzaron a fracasar esas inversiones, la madre viajó desde Israel a ver qué pasaba y el mismo día que con la tía lo fueron a visitar, las mató. La defensa intentó demostrar que este hombre tenía toda una cuestión psicótica con los gatos, pero paradójicamente una exnovia que declaró en el juicio dijo que a él nunca le interesaron los gatos. Es más, no los quería”.

La información justa siempre con vos!

Noticias Relacionadas

¡Bienvenido de nuevo!

Inicie sesión en su cuenta a continuación

Recupera tu contraseña

Ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico para restablecer su contraseña.

Agregar nueva lista de reproducción