SECCIONES
  • En la vida todo es nada y nada es todo. | Milly Alcant

viernes 2, de diciembre , 2022

La economía nacional y sus tropiezos

Hace un par de meses, el sociólogo e historiador Juan Carlos Torre publicó el libro “Diario de una temporada en el quinto piso”. Allí, el autor describe –casi a modo de crónica– su experiencia desde finales de 1983 hasta comienzos de 1989 como miembro del equipo económico de Juan Vital Sourrouille durante el gobierno del expresidente Raúl Alfonsín, primero en la Secretaría de Planificación; luego en el Ministerio de Economía, en el legendario quinto piso, donde tiene el despacho el ministro y sus colaboradores más cercanos.
El libro es un documento valorable por su capacidad para transmitir el vértigo y las tensiones de la política económica en tiempos difíciles. A través de sus páginas se revela información y se ofrecen perspectivas de una magnitud y una calidad admirables. Pero la mayor sorpresa que surge al leerlo no es esa, sino descubrir la persistencia de ciertos escollos que, casi inalterables, nos acompañan hace décadas y siguen vigentes hoy.
Torre transmite en su relato la angustia desde adentro de ese primer gobierno postdictadura, entre las tensiones con los militares, la recesión, un aumento mensual de precios similar al incremento anual de estos días, las peleas internas y la sensación de falta de rumbo.
Lo que subyace de la lectura de la obra de Torre es que los problemas económicos que atraviesa nuestro país son los mismos desde hace, por lo menos, cuarenta años o más, con honrosas excepciones en el medio. La dificultad del país para generar divisas y el ejercicio inflacionario para compensar los desfasajes son el lugar común de nuestros pesares, más allá del signo político que ejerza los poderes gubernamentales.
Más allá de que la sentencia “la historia se repite como si fuera cíclica” tiene miles de ejemplos que van en sentido contrario (la evolución de algunas sociedades a nivel global desconoce de repeticiones y, sobre todo, de aquellas negativas), para los argentinos es casi una certeza fáctica. Solo hay una peor suerte que repetir negativamente la historia para tropezar dos veces con la misma piedra y esta es enamorarse de la piedra.

Download PDF

Click para descargar o imprimir la nota

La información justa siempre con vos!

MÁS LEÍDAS

MÁS LEÍDAS

Noticias Relacionadas

¡Bienvenido de nuevo!

Inicie sesión en su cuenta a continuación

Recupera tu contraseña

Ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico para restablecer su contraseña.

Agregar nueva lista de reproducción