SECCIONES
  • El odio nunca es vencido por el odio sino por el amor.| Mao Tse-Tung

viernes 7, de octubre , 2022

Actualidad económica del país: índices inflacionarios de agosto y el riesgo de una hiperinflación

El costo de vida en los últimos 12 meses lleva acumulado un incremento del 71 %, el más alto en tres décadas, según informó ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec)

Ante un escenario de crisis económica y en un contexto inflacionario que repercute todos los días en la vida cotidiana de los argentinos, en FM Vos 94.5 entrevistamos al economista Daniel Garro, quien se refirió sobre estos temas y otros de la actualidad de nuestro país.

«Todas estas problemáticas que hoy vivimos son las consecuencias de una política monetaria que se viene aplicando desde hace bastante tiempo. Por esta razón, el Banco Central debe financiar un déficit fiscal muy alto porque la presión tributaria ya es insostenible, aún así, se siguen aumentando los impuestos y parece que eso al gobierno no le alcanza. Entonces, ante este panorama, recurre a la emisión monetaria», explicó el especialista al inicio del reportaje.

«Recordemos que nuestra economía tenía gran parte de sus precios congelados, cuestión que no se puede sostener a lo largo del tiempo y hay que sincerarse, por lo cual todo este problema se agrava. Massa puede decir que ‘no le vamos a pedir más al Banco Central’, pero eso no significa que no emita, es decir, ha sido una declaración orientada para los mercados, pero no coincide con la realidad. No se puede hacer ningún adelanto transitorio porque el BCRA ha dado pérdidas. La emisión monetaria va a estar a la orden del día, porque cuando ingresan dólares se tiene que emitir dinero para poder darle esas divisas al gobierno así puede generar importaciones. En este sentido, todo apunta a que los números continuarán siendo altos en los próximos meses. No es el aumento de tarifas lo que hace que los precios se incrementen ni tampoco el dólar, sino que la causa es la emisión monetaria”, advirtió Garro ante nuestro medio radial.

Por otra parte, se refirió al impacto directo que tiene sobre las LELIQ, las letras de liquidez que deben ser absorbidas por el Banco Central. «Estos son mecanismos que utiliza esta entidad porque en Argentina nadie quiere pesos, entonces emite para poder entregárselos al gobierno con el propósito de cubrir el déficit fiscal. Ante esos pesos que se emiten y para que todos no vayan al sector consumo/precios, el Banco Central les coloca a los bancos títulos públicos, que son letras de regularización monetaria. Mediante este mecanismo se absorbe en parte esa liquidez, con el fin de cubrir el déficit fiscal. En síntesis, se emite por un lado y se absorbe una gran parte por el otro. Las LELIQ vencen cada 28 días, por lo que, si los bancos deciden no renovarlas, el BCRA (Banco Central) debería lanzar al mercado y en un corto tiempo, más de una base monetaria de la que ya está circulando, esto, si sucede, desembocaría en una hiperinflación», advirtió el economista.

«Esto es una bomba de tiempo que se va generando, si se tiene en cuenta que vencen cada 28 días, y que ante un escenario hipotético en el cual todos los depositantes que colocan plazos fijos en un banco deciden retirar una buena parte de ese dinero, las entidades bancarias le tendrían que pedir al BCRA esos pesos, que terminarían impactando en el consumo, y por ende, se elevarían los precios en más de tres dígitos en cuestión de minutos. Si el Banco Central, ante el temor de una súper e hiperinflación determinase devolver el dinero en cuotas, entonces se entregaría un bono, y recaemos en el plan Bonex, tal cual sucedió en los años 90 y 91, que a los clientes les daban una parte en dinero y otra en bonos», explicó.

Para concluir, se refirió al proceso de recesión que muchas consultoras vaticinan para la economía de nuestro país. «Hay que tener en cuenta que no hay un crecimiento, sino que lo que estamos viviendo es más bien un reacomodamiento estadístico, que es parte de la utilización de la capacidad instalada de la Argentina y había quedado ociosa en la época de pandemia. No hay gente que venga a invertir a nuestra nación, ni tampoco se abren nuevas fábricas.

Hay como una especie de recuperación, pero no una tasa de crecimiento en términos reales. Por otra parte, se va suplantando el empleo privado por empleo público y lo que se ve es un aumento ficticio del consumo sostenido por la emisión monetaria. A esto se le suma que si se aumentan las tasas de interés a tal punto que son altísimas y no se invierte, se puede decir que ya hay un proceso de recesión en la economía del país y es en lo que se corresponde a los bienes de capital. Hubo solamente una pequeña ficción, que duró unos cinco meses como producto de esta política monetaria expansiva que queda abortada por la suba elevada de las tasas de interés, por lo que cualquier intento de inversión es nulo y como consecuencia el consumo, también, se comienza a retrotraer», analizó a modo de cierre.

Download PDF

Click para descargar o imprimir la nota

La información justa siempre con vos!

MÁS LEÍDAS

MÁS LEÍDAS

Noticias Relacionadas

¡Bienvenido de nuevo!

Inicie sesión en su cuenta a continuación

Recupera tu contraseña

Ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico para restablecer su contraseña.

Agregar nueva lista de reproducción