SECCIONES
  • El único lugar donde el éxito viene antes del trabajo es en el diccionario.| Vidal Sassoon

martes 16, de agosto , 2022

Por qué los mendocinos se han vuelto selectivos a la hora de comprar lácteos

De acuerdo con el último reporte de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), las ventas minoristas  en Argentina aumentaron 6% en abril y acumulan un alza del 7,6% en el primer cuatrimestre del año. Los rubros más destacados fueron farmacia, construcción, calzados, mientras que los alimentos y las bebidas siguen en baja.

En Mendoza, la situación se replica y la venta de lácteos ha disminuido notoriamente. «La gente ya no se agolpa en los locales como meses atrás, ahora llega y selecciona lo justo y necesario, es decir, no compra de más», explicó a El Sol Rubén Ferrero, dueño de Yogurlac.

En las despensas de barrio ocurre lo mismo, según reportó Adriana: «La gente ya no lleva como antes dos o tres leches para guardar para la semana o yogures para los chicos, lleva una y la hace rendir».

La venta de lácteos ha disminuido notoriamente, según indicó el dueño de una empresa local.

Los lácteos, con aumento

Los productos que más salen, por lo general, y según refirieron los propios comerciantes, son la leche y los yogures. «Son pocas las familias que compran postres, flanes, incluso, que llevan un pan de manteca para acompañar el dulce», advirtieron.

Las estrategias de venta son muchas y variadas, pero, como en la mayoría de los comercios, priman las ofertas o las promociones de 2×1 o un determinado descuento en la segunda unidad. Esto, por lo general, se observa en las fábricas de productos y en los súper e hipermercados, no así en las despensas de barrio, en las que casi no existen ofertas ni descuentos en lo que a lácteos respecta.

A la hora de analizar los precios, muchos comercios de barrio cuentan con los productos más caros que en un supermercado y, por supuesto, que un fabricante.

Los productos que más salen, por lo general, y según refirieron los propios comerciantes, son la leche y los yogures.

En un recorrido realizado por El Solla leche tiene un costo de $100 (tanto entera como descremada) en un fabricante; $148 la entera en un hipermercado y la descremada $153; en una despensa, los mismos productos cuestan $150.

El vaso de yogur entero en el fabricante tiene un costo de $45 por 125 gramos o 6 por $240, el descremado cuesta $80 por 160 gramos o 6 por $450; en el hipermercado el precio es de $124 (entero por 190 gramos) y el descremado cuesta $123.60 (por 190 gramos); en tanto, en la despensa los valores son: $140 (entero por 190 gramos) y $160 (descremado por 190 gramos).

La manteca por 200 gramos cuesta en el fabricante $160; en el hipermercado $327 y $210 en una despensa.

Otros precios

El precio del yogur en botella, por un litro, en Yogurlac se vende a $247 (frutado) y $220 (natural); el mismo producto en el hipermercado y despensa se comercializa a $208 y $150 el sachet por 900 centímetros cúbicos, respectivamente.

Los postres en el fabricante cuestan $70 el vaso o 6 unidades por $380; en el hipermercado tienen un valor de $208.50 por 118 gramos y en la despensa sale $160.

Y el queso mantecoso varía de acuerdo a las marcas. En el distribuidor cuesta $665 la media horma; en el híper $680 el kilo y en las despensas van desde los $980 a $ 1.120 el kilo.

Muchos comercios de barrio cuentan con los productos más caros que en un supermercado y, por supuesto, que un fabricante.

Fuente y fotos: Gentileza El Sol

Download PDF

Click para descargar o imprimir la nota

La información justa siempre con vos!

MÁS LEÍDAS

MÁS LEÍDAS

Noticias Relacionadas

¡Bienvenido de nuevo!

Inicie sesión en su cuenta a continuación

Recupera tu contraseña

Ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico para restablecer su contraseña.

Agregar nueva lista de reproducción