SECCIONES
  • La virtud, no consiste en abstenerse del vicio, sino en no desearlo.| Bernard Shaw

sábado 24, de septiembre , 2022

Precios de los productos que consumimos y su composición

Los precios de los alimentos que consumimos se forman a lo largo de una cadena que incluye materia prima, envasado, empaque, transporte, distribución, etcétera, hasta que llega a las manos del consumidor. Respecto de todo lo que es esa etapa logística, habló con FM Vos (94.5) y con Diario San Rafael, el contador público Nicolás Aroma.
Señaló que este es un tema de relevancia especialmente cuando la inflación está siendo un problema y, dentro de ese concepto que abarca todos los bienes y servicios de la economía están los alimentos entre los más importantes, pues han ido incrementando por encima del resto. “En la conformación del precio están todos los costos que forman parte de ese precio y hay un montón de eslabones y distintas partes de la cadena de la producción del bien, hasta que luego de pasar por un proceso industrial y comercial, llega al consumidor final. Ahí hay una apropiación de precios de diferentes sectores. Para generalizar en algunos productos, sabemos que el sector comercial, específicamente el de los supermercados –que tiene un gran poder de concentración– acapara mucho del valor final que paga el consumidor”, dijo. A eso hay que sumarle un factor que sube aún más el precio vinculado a “un espacio de inflación importada”, pues suben los precios internacionales de productos que Argentina produce. Es que si bien eso causa mayor solidez en las divisas, ocurre que en muchos casos eso se traslada a la mesa de los argentinos.
Considera que “hay algunos eslabones de la cadena que se apropian de un excedente que es muy superior al del resto, entonces cuando se analiza esa cadena, se ve que algunos sectores en algunos productos –por ejemplo el sector comercial– se apropian de un porcentaje muy alto de la rentabilidad del producto y no así con el sector productor, lo que es muy notorio en las verduras, donde el productor recibe cerca del 10% del precio que paga el consumidor, mientras que el sector comercial se apropia un 60%”. Si bien hay cooperativas que trabajan bien en algunos sectores, Aroma considera que por ejemplo, en el vitivinícola no tienen ninguna incidencia.
Considera que ese desequilibrio entre los productores y vendedores, debería ser algo que tendría que regularse con mayor preocupación por parte de los organismos estatales.

Download PDF

Click para descargar o imprimir la nota

La información justa siempre con vos!

MÁS LEÍDAS

MÁS LEÍDAS

Noticias Relacionadas

¡Bienvenido de nuevo!

Inicie sesión en su cuenta a continuación

Recupera tu contraseña

Ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico para restablecer su contraseña.

Agregar nueva lista de reproducción