SECCIONES
  • Elige un trabajo que ames, y no tendrás que trabajar un solo día de tu vida. | Confucio

lunes 30, de enero , 2023

Las calles se vistieron de celeste y blanco tras la victoria de Argentina

Ayer la “Scaloneta”, logró dar el triunfo que “la sacó del agua”. El Seleccionado argentino derrotó a México por 2-0 y ahora espera con más de aire el duelo del miércoles ante Polonia, por la tercera fecha del Grupo C. Sanrafaelinos y visitantes resistieron dos horas de tensión, para luego sí, salir a festejar por las calles.
La Selección enfrentaba una parada clave en el Mundial de Qatar 2022, pero fue cauta y esperó al momento justo para ir por el triunfo, casi que invitada por su rival. Suele decirse que en este tipo de torneos, el equipo se va encontrando con el correr de los partidos. Bueno, para Argentina la profecía pareció cumplirse en la segunda fecha.
Ángel Di María apareció por derecha a los 19 minutos del segundo tiempo, vio a la Pulga sin marca por el medio y lo asistió. El capitán argentino tuvo el microsegundo necesario para acomodarse y sacar un disparo cruzado, bajo y muy esquinado a la izquierda de Francisco Ochoa, imposible de sacar de ese rincón. El primer cambio de la velada de parte de Scaloni fue el ingreso de Enzo Fernández en lugar de Guido Rodríguez, quien se despachó con un golazo al encarar por izquierda en el área, dejar pasar de largo a Erick Rodríguez, y clavar un derechazo al ángulo al segundo palo. Así, la Selección amplió diferencias y selló el triunfo.
Rápidamente, los colores celeste y blanco inundaron las calles de todo el país, lo cual no fue excepción en San Rafael. Familias y amigos habían estado concentrados en sus casas, en bares, en el parque Hipólito Yrigoyen (que se llenó de hinchas que vieron al seleccionado en pantalla gigante), o donde el espacio les permitiera saltar y abrazarse al coro de “¡vamos, vamos, Argentina!”
Ya sea en autos, motos, bicicletas o caminando, cientos de personas se acercaron al Kilómetro Cero, que inevitablemente se vio cortado por los hinchas que coreaban sin parar “¡dale campeón, dale campeón!” Vendedores ambulantes aprovecharon para vender camisetas, cornetas y banderas argentinas de diferentes tamaños, pero sin dejar de lado el sentimiento de un festejo propio más allá de ganar algo de dinero.
El miércoles seguirán los nervios, se acerca Polonia y una vez más, la Selección lo deberá dejar todo en el campo de juego.

Download PDF

Click para descargar o imprimir la nota

La información justa siempre con vos!

MÁS LEÍDAS

MÁS LEÍDAS

Noticias Relacionadas

¡Bienvenido de nuevo!

Inicie sesión en su cuenta a continuación

Recupera tu contraseña

Ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico para restablecer su contraseña.

Agregar nueva lista de reproducción